100
Julio 27, 2011

Redes Sociales y los negocios (Gestión)

El 27 de julio salió publicado un artículo escrito por un alumno que se veía gordito en la foto… el alumno era yo :). El tema era sobre Redes Sociales y los Negocios, y, para quienes quieran leerlo por acá dejo las 2 versiones, la que salió publicada originalmente en Gestión, y la completa, o sea, sin los cortes de párrafos que le metió Gestión jaja…

Acepto comentarios.

Hay empresas (y personas) que ven todavía a las redes sociales como un problema, porque, creen que, deben reinventarse en ese mundo complicado; creen que deben exponer detalles sobre ellos o, en el caso de las empresas, sobre sus productos, que no quisieran exponer; o que deben enfrentarse a clientes complicados que no quisieran encarar. 

Toda empresa debe estar dispuesta y preparada para adaptarse al cambio. El miedo a ese cambio no les permite ver que, en esencia, en redes sociales tienen que hacer lo mismo que hacen fuera de ellas.

Ingresar a las redes sociales no obliga a las empresas a cambiar su modelo de negocio. Coca Cola y Pepsi, en Facebook, Twitter o Google+, siguen siendo gaseosas. Las redes sociales no condicionan ningún cambio en los objetivos de la empresa. Desarrollar una estrategia para las redes sociales, desligada a la naturaleza de la empresa, no tiene sentido.

Las redes sociales representan la situación de la empresa. Cuando algo no va bien en estas, es, probablemente, porque algo no vaya bien dentro de la empresa. ¿Que un restaurante de pizzas, muy conocido en Perú, cerrara su página en Facebook por no saber manejar los reclamos de sus clientes quiere decir que fue un error crear una página en Facebook? No, el error fue no saber manejar los reclamos y no preocuparse por la mejora del servicio ofrecido. Las redes sociales no sólo amplifican beneficios, también amplifican errores. En redes sociales lo de “un cliente insatisfecho se lo cuenta a 10 personas”, aumenta exponencialmente. 

El mejor manejo de las redes sociales es cuando estas expresan, fielmente, lo que la empresa es. Un perfecto ejemplo es el restaurante Sato Ramen. Sea un reclamo o una pregunta, la manera en que se dan respuestas e información, es en el mismo tono en que se daría en el restaurante. Las redes sociales deben estar alineadas al planeamiento estratégico. 

Las redes sociales exponen a la empresa casi sin límites. ¿Por qué tenerle miedo? No hay nada que el cliente no deba saber, ni nada que la empresa no pueda responder. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *